El desarrollo integral de un niñ@ puede ser entendido como un proceso continuo que comienza en la gestación y nacimiento, y que se mantiene a lo largo de la vida. Este proceso es algo complejo, pues trae cambios constantes que le permiten a l@s niñ@s definir y estructurar su identidad y autonomía a partir del reconocimiento de sus características, capacidades, cualidades, potencialidades y experiencias reflejadas en sus propios ritmos de desarrollo y aprendizaje.

Por lo anterior, es en los primeros años de vida que se tiene que procurar por ofrecer todas las garantías que los chiquis necesiten con relación a sus cuidados y favorecer o garantizar asuntos fundamentales como:

  • La lactancia materna exclusiva.
  • La estimulación inicial.
  • El apego seguro.
  • La adecuada nutrición para el crecimiento y el desarrollo físico y cognitivo.
  • El bienestar en general.

Esto no solo contribuirá a su desarrollo integral, sino que promoverá los vínculos de amor entre todos los miembros de la familia, ya que no puede ser entendido como un asunto aislado en el que solo intervienen la escuela o los papás, sino que también el entorno y el ambiente familiar juegan un papel clave en ello. Así que todo el entorno familiar del niñ@ tiene una responsabilidad, directa o indirecta, en potenciar su desarrollo integral, en el que se incluyen también aspectos como garantizar su derecho a la educación, a la diversidad, a ser cuidados y a participar de experiencias en las que aprendan y comprendan el mundo.

Si bien la educación incide de manera directa en el desarrollo de l@s niñ@s a lo largo de su vida, es necesario que la familia asuma la corresponsabilidad de promover y asegurar las oportunidades y condiciones necesarias para que tod@s l@s peques puedan disponer y acceder con oportunidad y de manera armónica al sistema educativo y que puedan involucrar experiencias significativas para ell@s como lo es el juego, entendido como un facilita o permite potenciar su desarrollo y su proceso de aprendizaje. Por eso el juego cumple un papel vital en el su desarrollo integral, potenciando sus habilidades y mejorando sus debilidades.

En este proceso todos somos responsables, así que está en cada uno tomar consciencia de ello abrazar con amor a nuestr@s niñ@s y hacer todo lo que esté a nuestro alcance con el fin de contribuir en su desarrollo integral para la vida.

Abrir chat
1
💬 Quiero información personalizada
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?